sábado, 30 de mayo de 2009

Sendero del Pinsapar - Parque Natural Sierra de Grazalema

Este sendero nos lleva a visitar el bosque de pinsapos que se ubica en la cara norte de la Sierra del Pinar, donde se dan unas condiciones micro climáticas especiales en cuanto humedad y temperatura. Esto posibilita que un abeto como el pinsapo, más característico de otras latitudes, se pueda desarrollar en nuestras sierras, constituyendo un espectáculo paisajístico y una singularidad botánica.

Inicialmente ascendemos a través de un pinar de repoblación hasta el Puerto de las Cumbres, lugar desde el que se disfrutan de unas excelentes vistas. Desde aquí y siempre en descenso, continuamos hasta el bosque de pinsapos, el cual atravesaremos. El sendero continua, ya convertido en pista forestal, hasta la población de Banamahoma, donde podemos disfrutar de un merecido descanso y reponer fuerzas.

miércoles, 20 de mayo de 2009

Monasterio Santa Maria de Huerta. El claustro gótico

Desde la nave izquierda de la iglesia se accede, por una puerta que se abrió en el siglo XII, al claustro llamado de los Caballeros; tomó este nombre porque fue lugar de enterramiento de familias de la nobleza y personas ilustres. Es un buen ejemplo de claustro gótico cisterciense.
Desde el claustro bajo de los Caballeros se asciende a la parte superior por una magnífica escalera de honor construida en 1600, que desemboca en el claustro alto, obra renacentista que se empezó a construir en 1533 y se terminó en 1547. Las galerías de este claustro presentan arcos muy rebajados y balaustres y una ornamentación de medallones que dan nombre a cada una de ellas: Galería de Reyes (a partir de Enrique I), Galería de Apóstoles, Galería de Adalides (caudillos militares) y Galería de Profetas.
Por el interior de estas galerías pueden verse en determinados espacios los bustos de algunos monjes del monasterio que se destacaron por su virtud o por alguna otra cuestión.

domingo, 17 de mayo de 2009

Monasterio de Santa Maria de Huerta - Iglesia


Fue fundada y colocada la primera piedra por Alfonso VIII de Castilla, el 20 de marzo de 1179. A finales del siglo XVIII se hicieron obras y cambios clasicistas. Se empezó a construir por el ábside semicircular. Las obras no se alargaron demasiado en el tiempo, con excepción de los cuatro últimos tramos de las naves que fueron terminados ya entrado el siglo XIII. Se construyeron bóvedas sencillas y techumbre de madera en la nave central; todo ello fue sustituido en 1632 por bóvedas de lunetos. También fue cambiada la nave central en el siglo XVIII con una cornisa añadida, corrida sobre capiteles y se añadió la reja (una obra de arte de rejería) para aislar la clausura de los tramos destinados a parroquia. No se hicieron cambios en el exterior, donde se puede ver una de las más austeras construcciones de la arquitectura del Císter, con grandes contrafuertes en el doble muro.
Tiene planta de tres naves y crucero con cinco capillas absidiales con arcos apuntados y bóvedas de sencilla crucería. De los cinco ábsides, el del centro es semicircular y los otros cuatro son de planta rectangular, un modelo cisterciense que se siguió también en el monasterio de Santa María de Matallana (Valladolid).
Wikipedia