domingo, 31 de enero de 2010

Chirigota Los Raquetitas - Carmona carnaval 2010




Popurri:

Bienvenido al gran Slam, señoras y caballeros,
el partido va a empezar, pasen y tomen asientos,
como no tenemos quien nos patrocine
po el que pierda paga to los botellines
acomódense señores
que el partido va a empezar.

Ya están aquí los puretas baciletas
los que se dopan a base de petazetas
Ya están aquí los Nadal del campeonato
por mis derechas ... y porque yo lo valgo

y porque tengo el mango mas largo.

Me ha tocao de compañera con una tenista rusa
con dos cachas y la faldita por aquí.

Catalina medakova se llama la cacho loba
y me da coba porque quiere entrenar.

¿Entrenar? Tu ve empezando que yo mientras voy al bar
y me dice Catalina con esa ironia fina
espera que te digo donde queda el bar.
Por aqui, por aqui y por aqui
y como se te ocurra ir al bar ¡en!
esta pelota te la meto por detrás.

Estirar, calentar,
son dos cosas que no comprendo
porque pa mi estirar
estirar es tirar el tiempo
y para mi calentar
es una cosa mas bien tonta
porque yo pa calentar
porque yo pa calentar
prefiero el microondas.

Pero como Catalina
es de la escuela rusa de gimnastas
y es capaz de dar diez saltos, diez volteretas y abrirse patas
me dice venga dale ya Manolo, espabila y no me seas nenaza.

Venga carreras continuas, brazos y hombros, abdominales
Venga flexiones de piernas, cuellos y glúteos, fundamentales
y entonces es cuando entra por la pista
la chica que recogepelotas
se para, me mira, se inclina, se agacha
y se me para el tiempooooooo
y se me para el tiempooooooo.


Con Emilio Sanchez Vicario un día me fuí a charlar
y le dije mira Emilio con Arancha no voy mas
con tu hermana no pienso mas jugar
porque tiene las pelotas mas grandes del gran slam.


Se me iba la mirada
pa una rubia oxigenada
con dos cántaros preciosos
que eran como dos cabezas killo, de Fernando Alonso.

Y me dijo Catalina
que estás mirando pamplina
y le dije nada killa
po deja pegarle cosqui al calvo, de la primera fila.

Los deportista pa darle fuerza al brazo
nos comemos una banana en el descanso
pero como no tengo donde guardarla
con lo que llevo me las tengo que ingeniar

El bulto que está en el pantalón
es la banana es la banana
El bulto que está en el pantalón
es la banana de mi amol, si señol

Que pasa en esta pierna que me está temblando
que me está temblando
Será de un calambrazo que me está pegando
que me está pegando
será de tanto correr
será de tanto estirar
que me está asustando

Mobil, eso va a ser del móvil, los muertos, del vibrador.

Cuando juego con Catalina se me sube la calentura
Y se me pone dura, toda la musculatura.
"Manolo, sácame la pelota, y métemela potente"
y yo loco de remate
porque quería partirle el saque.
"Manolo, no me la metas en corto, tú larga y hasta el fondo"
y yo con aquello niño
como el pezcueso de la patiño.
"Manolo, ataca ahora sin miedo, fuerte y por derecho"
¿ji? po preparate, Catalina no te muevas, un, dos, tres,
iiiii ¡Quieta!, hasta las cuerdas de la raqueta.

Enmedio del tie break empieza a llover
y se va a suspender algo tengo que inventar
Agua agua, cae agua, pa los calvos


Ya me dispongo a sacar este es el punto final
y es el final del partido.
Pondré todo el corazón por esa gran afición
que siempre estuvo conmigo.


Ya me dispongo a sacar mis nervios son vendavales
y me pongo a recordar, pa’ poderme concentrar,
los partidos que he jugao’ en Carnavales.


Doy un paso para el frente pero sin pisar la raya
eso hace que me acuerde de cuando jugué en el Falla.


Miro serio a mi oponente
a los ojos fijamente
sin patrañas, ni mentiras,
que aquí juegan caballeros
y recuerdo los Febreros
con to’ los chirigoteros de Alcalá de Guadaira.


Luchar siempre y no rendirse,
y jamás bajar los brazos.
Que eso yo nunca lo hice
después de mis muchos cajonazos.


Me palpita redoblando el corazón
un compás puro y sencillo,
que mamé desde chiquillo
que me embriaga y me apasiona.
Con mi juego distinguido
al final de los partidos
yo me vuelvo otra persona
y he reío’ y he llorao’,
he perdío’ y he ganaó
pero nunca me he olvidao de jugar aquí en Carmona.


Ya me dispongo a sacar
porque este punto final es como una pesadilla,
iiiiiiiiiiiiiiiiiiiaaaaaaaaaaaaaa
no sé si ha llegao’ a entrar, yo no quiero ni mirar
que sea lo que diga el juez de silla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario